IV



¡Como la luz
puede clausurar
tu rostro!.

Existe 
un vacío 
                                                                                                        rehuido

Si la estirpe
del tiempo
reposara
en tu iris.

Pues todavía veo 
que menudea
en la sombra
la llama.

Fraguado
de tu sangre.



Comentarios

Entradas populares