XIV

Estoy llegando a la espera de tu carne... 
tu noche caerá sobre mi ladera.... 
lo se, porque tiendo a adivinarlo, 
en cada nota del tiempo.



Comentarios

Entradas populares