XV

Los dibujos en los labios
de aquel niño
que en su primera caída gritaba...


Se me ocurrió llegar en su nombre. 


Comentarios

Entradas populares