Creo en el adjetivo prohibido,
es de un poema naufragado
que sale porque te quiere...
y si por propia sangre no me hiere,

Será este gran amor correspondido
y no por miedos estar escondido,
tierna sorisa que en mano aflore
lo que hace de estación alegre.





 

Comentarios

Entradas populares