Y lucho conmigo mismo porque no se que me dicta la conciencia.
Hay que mirar a los de atrás.
El que va siempre de cabeza tiene la suerte del ganador, no la del luchador.


Comentarios

Entradas populares