la fe


No hay río que pueda ocultarme de mi verdad
No hay montañas que me hagan más pequeña y vieja
No hay sol que me queme de no ser que no vivas en mi
No es el amor de un hombre lo que me escuece.
No es mi oscuridad la que el enemigo necesita
Son mis exitos los que le hacen enloquecer.


Comentarios

Entradas populares