una gran pena

¡nunca te vistes de rojo niña!, ¡nunca te vistes de rojo!. la boca tiembla... y callada te quedas. ¡sirve para vivir las alas!, ¡son para volar si vos no supisteis nunca de mi!. que viva fuera de si, solo el tamaño exacto de una gran pena.

Comentarios

Entradas populares